lunes, 26 de noviembre de 2007


FLORA Y FAUNA DEL BOSQUE MEDITERRÁNEO.



FLORA.

Las especies arbóreas suelen ser de hoja perenne, pequeña y coriácea para soportar mejor las sequías estivales. Encina y alcornoque, acompañados de acebuche, quejigos, algarrobos, etc., son los principales árboles de este tipo de bosque. Por debajo de estos proliferan las plantas aromáticas como romeros, salviasUno de los mejores representantes de la flora en nuestra región es la dehesa. Encinas y quejigos son su único estrato arbóreo. Bajo ellos abundarán las esparragueras y zarzas.

Las dehesas abiertas, con sus cortados y taludes de tierra donde anidan los abejarucos, las dehesas húmedas de rebollos y fresnos, y las dehesas altas, donde las quercíneas se mezclan con los enebros, nos permiten comprender un patrimonio acumulado por yunteros, pastores, porqueros y vaqueros a través de generaciones. , lavanda, boj, madroños, lentisco, jaras, etc.

FAUNA.

Osos, lobos, linces y águilas seran los depredadores de estas zonas. Todavía sobreviven algunas especies que están prácticamente extinguidas en casi toda Europa. Quizás una de las más importantes es el lobo, que se encuentra desde Fuencaliente hasta Almuradiel así como en el corazón de Sierra Morena.Un bosque mediterráneo como los que hoy se pueden observar, llenos de ciervos y jabalíes y desprovistos de linces, tejones, turones, zorros, etc., otro carnívoro, el lince, tiene entre Toledo y Ciudad Real, en la Sierra de la Calderina, uno de sus últimos enclave.
Presente también en Sierra Morena y hasta Alcaraz, es otro de los vértices de la pirámide ecológica del bosque mediterráneo. Ligada a los conejos está el águila imperial ibérica.

El turón es un habitante frecuente del monte mediterráneo, aunque al igual que la comadreja se encuentra hasta en ambientes muy humanizados, lo mismo ocurre con la gineta.

Hay otras dos especies, por contra, que sí son auténticos "prisioneros del bosque", el gato montés y el meloncillo. La primera es frecuente en la práctica totalidad de Castilla-La Mancha. El Meloncillo es otra especie muy ligada al bosque y matorral mediterráneo.

Dentro de los vertebrados destaca el conejo.

Otras especies, como la musaraña, topo, erizo, lirón, ratón de campo, etc., están también presentes en este medio y en la prácticamente totalidad de ecosistemas de la región.

Entre los reptiles hay que destacar la lagartija de Valverde, especie endímica presente en la Sierra de Alcaraz (Albacete). El lagarto ocelado es también uno de los predadores del monte mediterráneo. La culebra bastarda, comparte también su destino y es la máxima presa del águila culebrera.

Los necrófagos como los buitres fueron admirados y amados. Uno de los mejores símbolos de bosque mediterráneo sea el buitre negro. Su envergadura, próxima a los tres metros, hacen de éste una de las aves más majestuosas e impresionantes de nuestras sierras. También abundante es el búho real. A veces, cercana, puede encontrarse la escasísima cigüeña negra.

Dentro de las aves invernantes sus máximas concentraciones se producen precisamente aquí, en el matorral mediterráneo, alcanzando promedios de hasta 100 individuos/10 hectáreas. Zorzales, petirrojos y currucas, considerados generalmente como insectívoros, son también estacionalmente frugívoros. La lista de aves de presa del monte mediterráneo es muy extensa, abarcando desde el grácil elanio azul de las dehesas de encina, hasta el rápido azor de los sotos fluviales. Hay que destacar: águila calzada, águila culebrera, águila real, milano negro, cernícalo común o ratonero, búho real, búho chico, lechuza (campestre y común), mochuelo, autillo y otros, entre los nidificantes, y el milano real, entre los invernantes.
Otros depredadores, como el tejón y la garduña, presentan increíbles adaptaciones al ámbito mediterráneo. Fitófagas son también muchas especies de lepidópteros. Importante es la mariposa del madroño.

http://www.castillalamancha.es/medioambiente/SP/contenidos/ecosistemas/default.asp?opcion=resultado&pag=3